Racimo de tres carreras en eloctavo inning le dio la noche de este sábado el triunfo a Navegantes del Magallanes 10-9 a Caribes de Anzoátegui, en un frenético duelo disputado en el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia, para igualar la serie final a dos victorias por bando y asegurar el retorno al oriente del país, al menos para un sexto compromiso el día lunes.

Esteban Haro y Silvino Bracho, el tándem hasta esta noche infranqueable, claudicó en el penúltimo episodio. El taponero mexicano dejó hombres en segunda y primera, con un out y dio paso al zuliano Bracho, que sufrió su primer blown save de la postemporada.

Con la pizarra 7-9 a favor de la Tribu, el cerrador cometió wild pitch y dio boleto a Alejandro De Aza para llenar las almohadillas, dejando la mesa servida para Rayder Ascanio, quien disparó sencillo que desató la euforia para empatar las acciones, y en el siguiente turno, Cade Gotta conectó elevado de sacrificio a la pradera izquierda que remolcó al quisqueyano De Aza, para la diferencia definitiva.

“Me enfoqué en los cuatro turnos que tuve hoy, dos boletos, rolling al campocorto y gracias a Dios salí enfocado en el turno esperado. Me enfoqué en algo que me dijo Pablo Sandoval, que no hiciera más de la cuenta y pude conectar el batazo importante”, declaró Ascanio al final del compromiso, sobre el turno decisivo que terminó en el único inatrapable en dos turnos legales durante la noche.

Por primera vez en la serie, el conjunto oriental abrió la pizarra, con su capitán Niuman Romero como responsable en la primera entrada. Luego de boleto negociado por Víctor Reyes, el emblema aborigen conectó su primer cuadrangular en finales, en su séptima cita, con Erick Leal como víctima.

Por radioweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.