El neerlandés Max Verstappen por Red Bull capitalizó una agresiva maniobra para adelantar al monegasco Charles Leclerc, el líder del campeonato de Ferraro, y luego controló a su antojo la primera edición del Gran Premio de Miami el domingo 8 de mayo para conseguir su tercera victoria de la temporada.

El reinante campeón del mundo largó tercero, pero Red Bull no tardó en someter a Ferrari por segunda carrera consecutiva. Leclerc y Carlos Sainz Jr. acapararon los puestos de privilegio en la clasificación para Ferrari, pero Verstappen apuró de entrada para dejar atrás a Sainz.

Verstappen emprendió entonces la cacería a Leclerc y logró irse al frente en la novena vuelta con un excelente rebasamiento por el exterior. No pasó apuros para defender el primer lugar, salvo una colisión entre Lando Norris y Pierre Gasly cerca del final, lo que propició un sprint con 10 vueltas hacia la meta en el circuito de 5.410 metros (3,36 millas) alrededor del Hard Rock Stadium.

Leclerc dispuso de unas cuantas oportunidades para adelantar por adentro, pero Verstappen no falló y el neerlandés acabó imponiéndose por 3,7 segundos.

También ganó hace dos semanas en Imola, donde los Red Bulls aprovecharon un flojo fin de semana de Ferrari en su feudo italiano para un 1-2 de Verstappen y el mexicano Sergio Pérez. En Miami, Ferrari debió conformarse con el segundo puesto para Leclerc y el tercero para Sainz.

AP

Por radioweb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.